My Vision

A good design is based on the functionality over form, being function that configures form. My projects on the basis of this premise, present a minimalist character and their design seeks to achieve the simplicity.

My work searches to enhance our sense of environment, its identity and relationship as many with ourselves as the physical spaces we inhabit, whether natural or human-made.

Selected Awards
  • 2011 Anuaria Awards (second prize)
  • 2011 Bianuario ADCV Awards (selected)

Porqué BIM?

La estandarización e industrialización de los procesos constructivos, así como la incorporación de metodologías en gestión de proyectos y el uso de tecnologías emergentes, resultan necesarias y claves para alcanzar la nueva construcción 4.0.

Esta necesaria transición supone un enorme hándicap para un sector que presenta un arraigado carácter tradicional y que en ciertos aspectos ha quedado obsoleto. La aplicación de la metodología BIM y los valores de la construcción 4.0 suponen una oportunidad para alcanzar los objetivos planteados por la economía circular en materia de innovación, aprovechamiento de los recursos, eficiencia energética y sostenibilidad.

Entre las principales ventajas de la metodología BIM destacan dos: el importante esfuerzo realizado para definir el alcance, tiempo y coste del proyecto durante sus primeras fases (estratégica, de planificación y concepto), así como la incorporación de todos los agentes involucrados (arquitectos, ingenieros y especialistas) e interesados (clientes y usuarios) desde la fase inicial del diseño. Esta estrategia disminuye los costes, y reduce los riesgos del proyecto, debidos a cambios posteriores durante las fases avanzadas del proyecto, reduciendo el impacto de dichas modificaciones o posibles imprevistos derivados que implican elevados sobrecostes en fases posteriores de ejecución y operación.

A continuación, el gráfico elaborado por Patrick MacLeamy muestra la relación y repercusión en los costes que provocan los cambios de diseño según la fase del proyecto, el coste e impacto de los cambios aumenta de forma exponencial según avanza la ejecución y construcción del activo.

Además, compara la metodología tradicional con la metodología BIM (SMART) y el diseño integrado que introduce la participación de los interesados desde la fase inicial con la definición de los requerimientos, contribuyendo a reducir los riesgos y evitar los costos derivados por cambios en el diseño.

De forma similar el Project Management Institute (PMI) en su guía Project Management Body of Knowledge (PMBOK) ilustra la correlación existente entre el nivel de influencia de los interesados, riesgos e incertidumbre en el tiempo conforme se desarrolla el proyecto y su impacto creciente en los costos debido a los cambios.

Figura 2. Impacto de las Variables en el Tiempo. Fuente: Guía del PMBOK - Sexta Edición (2017, pág. 549).

Vinculación con el Project Management

La metodología BIM genera y define los objetivos BIM a partir de los objetivos generales del proyecto, para convertirlos en usos BIM que sean realistas y puedan emplearse durante la ejecución del proyecto y vida útil del activo construido. Actualmente, la metodología BIM se encuentra todavía en desarrollo, una de sus fortalezas son sus herramientas de diseño y análisis, pero entre sus debilidades están la administración y gestión de los procesos BIM, situación que trata de resolverse mediante la redacción progresiva de la serie ISO 19650 de normas internacionales sobre BIM y otros estándares a nivel nacional e internacional, pero que todavía no alcanzan la profundidad de los fundamentos en materia de gestión de proyectos como los propuestos por el PMI.

Precisamente, es en este campo donde podemos aprovechar la madurez y las buenas prácticas en la gestión de proyectos que ofrece el PMI para definir y desarrollar los procesos planteados por la metodología BIM, adoptando su lenguaje común y la estructura que definen los procesos, grupos de procesos y áreas de conocimiento que plantea la Guía del PMBOK para adaptarlos a la gestión de proyectos BIM, aprovechando así las sinergias que ofrecen ambas metodologías. Por ejemplo, relacionando el alcance, actividades y entregables del proyecto con la Estructura de Desglose del Trabajo (EDT) o la definición de los procesos mediante entradas, herramientas y técnicas, y salidas.

Por otra parte, la aplicación de metodologías o herramientas ágiles en los procesos de forma iterativa o incremental, complementado el desarrollo tradicional y permitiendo aprovechar las ventajas que supone disponer de un prototipo 3D (modelo BIM) desde el comienzo del proyecto, ofreciendo numerosos beneficios que favorecen la entrega constante de valor al cliente y mejoran su satisfacción con respecto al activo final.

Como ha quedado demostrado al analizar la situación actual y desarrollar el presente análisis, el modelo o maqueta 3D ofrece las siguientes ventajas y beneficios:

  • La parametrización de los elementos constructivos ahorra tiempos de delineación, facilita tanto los cambios como la actualización del proyecto, reduce el retrabajo y evita la producción de errores (las modificaciones se actualizan al instante en todas las vistas y tablas relacionadas del modelo).
  • La unificación y gestión centralizada de la información evita duplicidades y perdidas.
  • Simplifica y facilita el intercambio de información y datos entre los distintos interesados del proyecto gracias a la interoperabilidad de formatos estándar como IFC y COBie.
  • El trabajo colaborativo desde el comienzo del proyecto favorece la comunicación y coordinación entre disciplinas, así como la toma y validación de decisiones.
  • Mejora el análisis de los riesgos, control de los costes y gestión de la calidad junto con la detección de colisiones entre elementos constructivos de las distintas disciplinas.
  • Permite el análisis energético del futuro edificio y la organización de la construcción.

Por tanto, el debate de sí BIM es el futuro o no, resulta baldío, la metodología BIM es una realidad presente del sector de la construcción y su evolución marcará el futuro de la industria.

La implementación de BIM en una organización plantea la elaboración de una serie documentos que pasarán a ser Activos de los Procesos de la Organización (APO), y servirán como base para establecer los procesos y procedimientos estándares de la organización, al comenzar un nuevo proyecto de arquitectura o construcción según la metodología BIM.

Este proceso de cambio dará como resultado la redacción de los documentos que recogen los Requisitos de Información del Empleador (EIR) y el Plan de Ejecución BIM (BEP), así como las características de los diferentes modelos BIM según las fases del ciclo de vida del proyecto arquitectónico, atendiendo los siguientes aspectos:

  • La gestión de proyectos de arquitectura según la metodología del Project Management Institute (PMI), y su vinculación con la metodología Agile “Scrum” y el enfoque BIM.
  • Construcción 4.0 / Construcción LEAN – Economía circular / De la cuna a la cuna “Cradle to Cradle”.
  • Ecoinnovación, eficiencia y sostenibilidad en la arquitectura y construcción.

Lecciones Aprendidas

También se han obtenido las siguientes lecciones aprendidas:

  1. La metodología BIM es fundamental en la revolución del sector de la construcción y sus procesos, mejorando los regímenes de productividad, eficiencia y sostenibilidad.
  2. La redacción y desarrollo de los documentos y entregables BIM, que recogen los Requisitos de Información del Empleador (EIR) y el Plan de Ejecución BIM (BEP), son fundamentales para garantizar el éxito de la metodología BIM.
  3. Definir correctamente el alcance del proyecto, contrato y licitación con respecto a los usos y objetivos BIM.
  4. Definir claramente la relación entre los usos BIM con el alcance, nivel de desarrollo (LOD) y las disciplinas.
  5. Definir las fases del ciclo de vida del proyecto teniendo en cuenta la economía circular.
  6. El Acta de Constitución del Proyecto debe incluir los requisitos para alcanzar el Nivel 2 de madurez BIM.
  7. El BEP es un Plan de Gestión subsidiario del Plan de Dirección del Proyecto.
  8. La madurez y buenas prácticas de la metodología en gestión de proyectos deben incorporarse a la metodología BIM.
  9. Aplicar el lenguaje común y la estructura para definir los procesos BIM que emplea la Guía del PMBOK (entradas, herramientas y técnicas, salidas), propuesta por el PMI.
  10. El desarrollo de la metodología, dimensiones y usos BIM de los modelos dependerán de la evolución e implementación de las soluciones de software y del Entorno Común de Datos (CDE).

Próximos Pasos

Se han establecido objetivos a medio y largo plazo para futuras vías de investigación, de cara a un próximo desarrollo del modelo de negocio.

A medio plazo:

  • A partir de la experiencia acumulada en proyectos previos y sus lecciones aprendidas, canalizar ese “know how” para ofrecer servicios de consultoría y servitización en arquitectura, los cuales estén basados en la eficiencia energética y la sostenibilidad de los procesos y materiales ecológicos de construcción.
  • Desarrollar una base de datos con detalles constructivos basados en sistemas pasivos de construcción que permita estandarizar soluciones arquitectónicas en futuros proyectos.
  • Asesorar y elaborar proyectos que cumplan con las certificaciones y los estándares internacionales de sostenibilidad más extendidos.

A largo plazo:

  • Gestionar y desarrollar todas las fases tanto del proyecto como del producto final, desde su diseño hasta su entrega al cliente final, ofreciendo posteriormente la opción de servicios de mantenimiento y operación del edificio.
  • Establecer “partnerships” con proveedores y subcontratistas para poder ofrecer un producto final que cumpla con los criterios y requisitos de sostenibilidad basados en las lecciones aprendidas de proyectos anteriores.
  • Estandarizar e implementar productos que puedan ser producidos en serie bajo tres premisas: Ecoinnovación, Eficiencia y Sostenibilidad.
  • Investigar en innovación tecnológica tanto de procesos constructivos (robotización, impresión 3D) como de materiales inteligentes y su relación con el internet de las cosas.

Bibliografía

  • buildingSMART Spanish Chapter. (2019, Septiembre). Introducción a la serie EN-ISO 19650 Partes 1 y 2. España.
  • MacLeamy, P. (2004). Curva de Esfuerzo MacLeamy del Proceso constructivo. Extraído de: https://macleamy.com
  • PMI, Inc. (2017). Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos (Guía del PMBOK). Newtown Square, Pennsylvania: Project Management Institute, Inc.
  • PMI, Inc. (2017). Guía Práctica de Ágil. Newtown Square, Pennsylvania: Project Management Institute, Inc.
Salvador Bru

Written by: Salvador Bru

Architect, BIM Specialist & Designer